Contact Button
Neftis logo
The contract manufacturer
Main navigation

2019-10-17

Blog

· Prensa

Neftis Laboratorios apuesta por el ácido tranexámico como tratamiento innovador para combatir el melasma

17 octubre, 2019 · 4 minutos de lectura

El melasma es un trastorno de la pigmentación en la piel. Se caracteriza por una excesiva producción de melanina de manera localizada y crónica. Tiene un impacto significativo en la apariencia, provoca angustia psicosocial y emocional y, en general, reduce la calidad de vida de los pacientes afectados.

El melasma es un trastorno de la pigmentación en la piel. Se caracteriza por una excesiva producción de melanina de manera localizada y crónica. Tiene un impacto significativo en la apariencia, provoca angustia psicosocial y emocional y, en general, reduce la calidad de vida de los pacientes afectados.

Las mujeres jóvenes son principalmente las que sufren melasma, aunque también puede aparecer en hombres. El melasma aparece en la cara, en especial en las mejillas, el puente de la nariz, la frente y el labio superior. En ocasiones más puntuales las manchas también se pueden encontrar en antebrazos y escote.

¿Cuáles son las causas del melasma?

Otros posibles factores que propician el desarrollo del melasma son las alteraciones hormonales, la susceptibilidad genética, los cosméticos que causen algún proceso irritativo o alérgico y los medicamentos fototóxicos.

Tratamientos tradicionales

Hasta el momento los tratamientos para combatir el melasma se basan principalmente en la prevención; es decir evitar la incidencia directa del sol o de los sistemas lumínicos en la piel, y utilizar filtros solares (superiores a un FP 50) durante todo el año. El equipo de I+D de Neftis Laboratorios ha desarrollado la línea DNA Sun perfecta para proteger la piel de forma eficaz frente a los rayos UVA y UVB (SPF 30 y SPF 50+) con una textura agradable que permite su aplicación tanto en dosificador como en airless.

Dentro del grupo de tratamientos tradicionales también nos encontramos con los tratamientos específicos, que tienen el objetivo de blanquear o eliminar las lesiones. En concreto, existen dos tipologías de tratamientos específicos; el farmacológico y la terapia física. Los tratamientos con fármacos producen una inhibición de la formación de melanina por diversos mecanismos.

Para conseguir mejores resultados el tratamiento basado en fármacos orales se debería combinar con tratamientos tópicos. Estos tratamientos incluyen la mesoterapia y/o el tratamiento con peelings químicos. Los activos más comunes son la hidroquinona, ácido kójico o arbutina, que inhiben la formación de melanina o los alfa-hidroxiácidos, niacinamida o ácido salicílico que exfolian la piel y eliminan la melanina de las capas más superficiales de la epidermis.

La terapia física, basada en láseres de todo tipo es el último tratamiento posible para combatir el melasma de forma tradicional. Esta terapia siempre debe combinarse con los tratamientos anteriormente mencionados para obtener unos buenos resultados. #Tratamiento innovador con ácido tranexámico# A pesar de los tratamientos tradicionales, cualquier dermatólogo sabe que no existe un tratamiento perfecto para el melasma. Las manchas pueden mejorarse, pero es difícil eliminarlas por completo, y tienen gran tendencia a reaparecer. Por ello el afán de búsqueda de nuevas soluciones y el descubrimiento de una nueva utilidad al ácido tranexámico.

El ácido tranexámico es un activo hasta el momento utilizado, por vía oral, para el tratamiento o prevención de hemorragias. En la actualidad, se ha considerado como tratamiento novedoso del melasma.

Su efectividad podría explicarse por tener una estructura molecular muy parecida a la tirosina, por lo que el ácido tranexámico podría inhibir o bloquear la actividad de la enzima tirosinasa bloqueando así la producción de melanina. También se ha corroborado que el ácido tranexámico tiene la capacidad de inhibir la síntesis del plasminógeno y evitar la posterior formación de plasmina presente en la epidermis de la piel, proteasa con capacidad de aumentar la síntesis de melanina a partir de la hormona alfa-melanoestimulante y la liberación de ácido araquidónico. Se sabe que la radiación ultravioleta induce la síntesis de plasminógeno.

Estudios recientes abalan la efectividad del uso tópico de un 2-5% de ácido tranéxamico. Se observó una mejoría significativa en la apariencia de la hiperpigmentación, el melasma, la textura de la piel y la homogeneidad del tono de la piel a partir de la semana 2. Al mes 12 de tratamiento se demostró una disminución significativa del índice de melanina, medido por Mexameter®, en comparación con el control previo al tratamiento. Otros estudios demuestran una leve mejoría de resultados añadiendo al tratamiento 1% de ácido kójico y/o un 5% de niacinamida.

A pesar de considerarse un tratamiento por lo general efectivo y seguro, por precaución no se recomienda el tratamiento con ácido tranexámico a personas con antecedentes de trombosis arterial o venosa, embarazadas o lactancia materna.

La apuesta de Neftis Laboratorios

Nuestra propuesta innovadora para combatir el melasma es un cocktail y una crema con un 5% de ácido tranexámico. En concreto, tanto la crema como el cocktail han sido formulados para el tratamiento de la hiperpigmentación causada por el melasma. El 5% de ácido tranexámico es capaz de inhibir la hiperpigmentación al interferir en la vía enzimática.

Esperança Figuerola Responsable de I+D Neftis Laboratorios

Suscríbete a la newsletter